VOLVER ATRÁS

CARBAMAZEPINA/TEGRETOL

NOMBRE GENÉRICO: carbamazepina

NOMBRE COMERCIAL: Tegretol

TIPO DE FÁRMACO Y MECANISMO: la Carbamazepina es un medicamento destinado a los trastornos recurrentes, que están divididos en dos categorías principales acorde a la implicación del cerebro: epilepsia parcial y generalizada (incluyen las epilepsias leves, severas y myoclónicas). Las dolencias se denominan "simples" si no se produce una pérdida de la consciencia y "complejas" si dicha pérdida aparece. Los medicamentos que inhiben dichas dolencias se llaman anticonvulsivos. La carbamazepina trabaja como un anticonvulsivo para las dolencias severas y parciales al reducir o bloquear ciertas respuestas cerebrales.

PRESCRIPCIÓN: Sí

MEDICAMENTO GENÉRICO DISPONIBLE: Sí

PRESENTACIÓN: tabletas masticables; 100 mg, 200 mg. Emulsión; 100 mg/5 ml.

ALMACENAMIENTO: la Carbamazepina debe ser almacenada en recipientes resistentes al paso de la luz a temperatura ambiente.

PRESCRITO PARA: la Carbamazepina se utiliza para el tratamiento de dolencias simples o complejas y en dolencias generlaes de tipo severo, no para dolencias leves. También se ha destinado al tratamiento de la dolencia nerviosa facial denominada neuralgia trigemia

CONSUMO: la Carbamazepina puede ser ingerida con o sin comida; es excretada por el riñón y metabolizada por el hígado y las dosis deben ser rebajadas en pacientes con trastornos en alguno de dichos órganos. También debe realizarse un seguimiento constante de los niveles de carbamazepina en la sangre.

CONTRAINDICACIONES: interactúa con múltiples fármacos y se debe actuar con suma cautela combinándola con otros medicamentos. Pueden administrarse niveles bajos de carbamazepina con phenobarbital, phenytoina o primidone. Fármacos como Warfarin, phenytoin, theophylina y ácido valproico son metabolizados más rapidamente en su interacción con la carbamazepina, mientras que los niveles de ésta aumentan cuando se combinan con erythromycina, cimetidina, propoxyphen y bloqueadores de los canales de calcio. También aumenta el metabolismo o destrucción de las hormonas antiembarazo y reduce su efectividad. Se han dado casos de embarazos inesperados en pacientes consumiendo ambos medicamentos.

EMBARAZO: en la medida de lo posible, no se debe tomar carbamazepina durante el embarazo ni la lactancia.

LACTANCIA: misma recomendación que en el apartado anterior.

EFECTOS SECUNDARIOS: son graves, incluyendo una reducción drástica en el número de glóbulos rojos y blancos en la sangre. Pueden producirse también serios procesos cutáneos así como trastornos en el hígado, así como hepatitis, desmbocando en ictericia. Bajos niveles de sodio y anormalidades tiroidales han sido igualmente descritos. A un nivel menos común en cuento a probabilidades nos encontramos también con el vértigo, náuseas, vómitos e inestabilidad motriz.